miércoles, 9 de abril de 2008

ANÁLISIS "EL HOMBRE BICENTENARIO"

Esta película basada en el cuento de ciencia ficción de Isaac Asimov del mismo nombre trata de la vida de un androide llamado Andrew que adquiere una familia para diferentes trabajos de la casa ya que es una nueva tecnología.
Andrew se va dando cuenta de varias cosas particulares del ser humano y al mismo tiempo va aprendiendo de estos mismos con lo que empieza a experimentar cosas que a nivel tecnológico no deberían pasar y son los sentimientos, crea lazos afectivos con la familia con la cual vive. Con esto comienza una búsqueda por encontrar su destino y al estudiar al humano leyendo muchos libros le dice a su “amo”: “Uno ha estudiado su historia. Terribles guerras han ocurrido y millones de personas han muerto por una idea, libertad. Se ve que es algo que significa mucho para mucha gente” así la idea de libertad se la propone a su “amo” y con eso de desliga de ellos pero como siempre con una actitud de servicio diciendo “Es un agrado servirle”. Más adelante Andrew encuentra al hijo de un investigador de estos robots que experimentó variaciones para mejorarlos y al ver a otros robots y toparse con la misma actitud programada empieza a sentir que es único, a sentir que es un humano más. Al tener la apariencia de un humano vuelve donde sus “amos” y comienza una relación sentimental con Portia, la hija de la Damita que era la mas pequeña cuando Andrew llegó, y gracias a eso llega hasta instancias en el Congreso para ser aceptado legalmente, tanto es su deseo que al final hace un gesto de que marca mucho la película, renuncia a su inmortalidad ya que prefiere morir con un ser querido en vez de siempre querer a personas y verlas morir por toda la eternidad diciendo: “Siempre he tratado de sentir las cosas, debe haber alguna razón por la cual soy como soy y como puede ver ya no soy inmortal, me estoy volviendo viejo, mi cuerpo se está deteriorando y al igual que ustedes dejaré de funcionar. Como un robot pude haber vivido para siempre. Pero les digo ahora, prefiero morir como un hombre que vivir para siempre como una máquina”, este gesto es el AMOR.
Una de las situaciones que destaco es que se puede ver en nadie nace sabiendo y particularmente lo que es enseñar. Se ve cuando el señor Richard Martins le dice “Buenas noches Andrew” y le explica que debe responder igual y Andrew le repite siempre ya que siempre debe responder. Así el señor Richard Martins tiene que explicarle que lo complejo que Andrew hace es algo muy simple.
También podemos destacar una situación cómica en parte, pero que da para pensar en como nos verían otros “seres” al decir: “ahora entiendo por qué algunos animales se comen a sus crías” en alusión a Lloyd, el hijo de la Damita, que era un hombre desagradable.
Y finalmente una situación que reafirma algo que pienso, es cuando Portia habla con Andrew de que ella está envejeciendo y ya no es la misma, pero Andrew como Robot sabe que pasa con ella, el sudor, sus movimientos, todo esto debido a un tipo de Adn que se inyecta, al escuchar eso, Portia le dice que siempre la analiza y sabe todo. Lo que pienso yo es que no sería muy entretenida esta vida si uno supiera todo lo del otro, todo sería monótono al final, ya que en un principio sería como un juego entre dos que empieza a repetirse.
Andrew al final se convierte en un ser Humano, pero sus actitudes reflejan un humano en casi toda la película, un humano perseverante al querer saber mas, aprender de todo lo que lo rodea, al principio es como un niño con las cosas que no sabe y así como un niño va aprendiendo con todo lo que le pasa. Así como todo ser humano llega a tener sentimientos lo que hace que valore todo lo que tiene.
Como mensaje final, esta película trae una mezcla de muchas cosas, el significado de la vida y las cosas que tenemos y queremos, la forma de aprender grandes valores de las cosas más simples y por supuesto la tolerancia a la gente.

Rodrigo